Remodelación facial con ácido hialurónico

Home / Uncategorized / Remodelación facial con ácido hialurónico

Remodelación facial con ácido hialurónico

En las últimas décadas, ha habido un creciente interés por los tratamientos cosméticos mínimamente invasivos, especialmente para rejuvenecimiento facial, que nos permite mejorar nuestro aspecto sin necesidad de cirugía.

Tras la toxina botulínica, el siguiente procedimiento más demandado, es la infiltración con rellenos de ácido hialurónico para remodelación facial, que sirve para mejorar los signos de envejecimiento que van apareciendo con el transcurso de los años.

El ácido hialurónico es una sustancia natural, presente en la matriz extracelular de todos los tejidos de origen animal, incluyendo el de los seres humanos. Aproximadamente, el 50% del total de la concentración de ácido
hialurónico del organismo se encuentra en la dermis.

Presenta la capacidad de captar y retener grandes cantidades de agua, por lo que se emplea en numerosos productos cosméticos por su gran poder hidratante.

A su vez estimula la síntesis de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor.
El ácido hialurónico puede ser también sintetizado en el laboratorio, creando unos enlaces distintos entre las moléculas, que permiten que sea mucho más
estable y tenga una mayor duración en el organismo sin ser degradado. Es lo que se conoce como ácido hialurónico reticulado, que es precisamente el ideal para tratamientos de relleno y remodelación facial.
Existen distintos productos de ácido hialurónico, con distintas densidades, en función del área donde se vaya a colocar.

La elección del producto más adecuado, así como la técnica de aplicación,deben ser realizadas por medicos especialistas. La inyección de materiales de
relleno inadecuados distintos al ácido hialurónico. Para realizar la técnica es fundamental emplear unas condiciones de esterilidad y limpieza exhasutiva de la piel con productos antisépticos, para evitar posibles
infecciones. Sólo es necesaria la inyección de anestesia local en determinados puntos según la zona a tratar. Posteriormente el procedimiento se realiza bien
mediante inyección del ácido hialurónico directamente sobre la zona anestesiada previamente o bien mediante el empleo de cánulas (agujas con punta roma), que minimizan al máximo el sangrado o daño de estructuras bajola piel.
Tras el tratamiento, es frecuente que se produzca un pequeño hematoma en el punto de inyección y una inflamación leve de la zona que se resuelve en unos días. Los resultados definitivos deben observarse al cabo dos semanas, donde
se realizará una revisión médica para valorar retoque en caso necesario.

El ácido hialurónico reticulado en el organismo tiene una duración aproximada de unos 6-8 meses en función de la cantidad y la densidad empleadas.

Indicaciones del ácido hialurónico

  •  Relleno de arrugas permanentes superficiales y profundas
  •  Corrección de ojeras
  •  Proyección de pómulos
  •  Rinomodelación
  •  Mejora de arrugas en surcos nasogenianos
  •  Perfilado de labios o aumento de volumen de los mismos
  •  Mejora del código de barras (pequeñas arrugas que se forman alrededor de los labios).
  •  Rejuvenecimiento de tercio inferior facial (arrugas en comisuras de a boca, líneas de marioneta y rectificación de línea mandibular)
  •  Volumetrización facial (remodelación facial para evitar el “descolgamiento” de la piel que ocurre con el paso de los años).

Comentarios(0)

Deje un comentario