¿Qué es la alergia cutánea?

¿Vas a realizarte un tatuaje? Atención a las posibles complicaciones
Home / Uncategorized / ¿Qué es la alergia cutánea?

¿Qué es la alergia cutánea?

La alergia es una reacción o respuesta inmunitaria exagerada del organismo ante sustancias que aparentemente y en general no son dañinas pero se manifiestan en la piel provocando diversas molestias como urticaria, picor, ampollas, enrojecimiento o descamación y erupción cutánea.

Las irritaciones cutáneas pueden ser causadas por varios factores entre los cuales se incluyen los trastornos del sistema inmunológico, las infecciones y los medicamentos.

Tipos de alergias en la piel

Las alergias en la piel suelen presentarse de diversos modos e implican aspectos diferentes en cada caso. A continuación te presentamos las más comunes.

  1. La urticaria

La urticaria es una enfermedad de la piel que afecta a la dermis y se presenta en forma de habones o ronchas, que producen un fuerte picor y van cambiando de localización con el transcurso de varias horas.

Dependiendo del tiempo que se mantenga en tu cuerpo, puede ser considerada como aguda – que dura menos de seis semanas – o crónica, que suele durar más de seis semanas.

Las urticarias más frecuentes son producidas por consumir algunos alimentos o medicamentos como la penicilina.

  1. Edema de Quincke o angioedema

El edema de Quincke, también conocido como angiodema, es una alteración que afecta al tejido celular subcutáneo (más profundo que la epidermis).

Produce una inflamación local, generalmente en los labios, párpados y genitales, entre otros lugares. También puede afectar a la laringe y la lengua ocasionado cuadros de asfixia potencialmente graves.

Los síntomas más comunes son urticaria, anafilaxia, brocoespasmo, dolor abdominal, cólico y diarrea.

  1. Dermatitis de contacto o eccema exógeno

La dermatitis de contacto, tal como su nombre indica, se produce cuando la piel reacciona  como consecuencia de la exposición o contacto con alérgenos o sustancias irritantes.

La dermatitis fototóxica se produce cuando el alérgeno o irritante es activado por la luz del sol.

Los eccemas se presentan como irritaciones en la piel que ocasionan picor y hacen que las personas que lo padecen tiendan al rascado, con el empeoramiento del cuadro.

  1. Dermatitis atópica o eccemas endógenos

La dermatitis atópica es un trastorno provocado en la zona cutánea que se prolonga de manera crónica causando erupciones pruriginosas y descamativas.

Las personas que sufren esta patología suelen tener una base hereditaria importante y se caracterizan por presentar una piel muy sensible dado que ésta carece de ciertas proteínas que ayudan a mantener la integridad de la piel.

La dermatitis atópica suele aparecer durante el primer año de vida, y tiende a mejorar con el paso de los años, aunque también es posible la persistencia de esta condición en la edad adulta, o incluso su debut en edades más tardías.

Los síntomas más comunes de esta entidad son piel muy seca, y descamada así como aparición de eccemas o irritaciones en la piel en distintas localizaciones, que ocasionan picor y molestias.

Tratamiento de la alergia cutánea

Lo primero es acudir al dermatólogo en fases tempranas de la alergia para que este te pueda asesorar de forma adecuada sobre el mejor tratamiento, ya que debe ser personalizado para cada tipo de paciente y afección.

Para tratar las alergias de la piel es importante saber si la reacción se debe a un eccema de contacto, urticaria o dermatitis atópica, dado que el tratamiento es diferente en cada caso.

Entre los medicamentos empleados por los dermatólogos para tratar las alergias en la piel se encuentran cremas y pomadas que contienen corticoides tópicos para disminuir la inflamación, fármacos antihistamínicos, y corticoides sistémicos.

En los casos en los que se detecta un agente desencadenante, se debe retirar de inmediato y evitar su nueva introducción.

En algunos casos también se puede considerar la prescripción de antibióticos si se sospecha que la dermatitis o eccema se ha complicado con una sobreinfección bacteriana de la piel. Es importante que para el cuidado de estas rojeces uses jabones especiales y utilices ropa de algodón para ayudar a proteger tu piel de los rascados.

Comentarios(0)

Deje un comentario