¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

¿Vas a realizarte un tatuaje? Atención a las posibles complicaciones
Home / Uncategorized / ¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son todas las patologías que se contagian y transmiten durante las relaciones sexuales. El riesgo se reduce de forma considerable si se utiliza el preservativo durante el acto sexual. Muchas infecciones son asintomáticas pero si no se tratan pueden provocar complicaciones considerables. Encuentra en este artículo toda la información sobre las enfermedades de transmisión sexual.

Las enfermedades de transmisión sexual son enfermedades infecciosas, en su mayoría curables, siempre que se detecten y traten a tiempo. Aunque hay infecciones como el VIH para las que, hasta la fecha, no ha conseguido hallarse un tratamiento eficaz que consiga curar la infección. De todas formas, también en estos casos es importante el diagnóstico precoz. Cuanto antes se reconozca una infección por VIH, antes podrán protegerse las futuras parejas sexuales e iniciarse un tratamiento farmacológico adecuado.

Las ETS son muy variadas y también sus síntomas lo son: cambios en el flujo vaginal, secreciones en los hombres, quemazón o picor al orinar o al mantener relaciones sexuales, alteraciones cutáneas en cualquier parte del cuerpo (verrugas, ampollas, erupciones), dolor en el bajo vientre o trastornos menstruales.

Algunas de las ETS más conocidas y habituales son la candidiasis, el herpes genital, la infección por Virus Papiloma Humano, las infecciones por calmidias, las “ladillas”, la sífilis, la hepatitis B y el sida.

El contagio de una ETS se produce por el intercambio de fluidos que tiene lugar durante las relaciones sexuales o por el contacto con alteraciones cutáneas. También durante el embarazo, el parto y la lactancia se puede transmitir algunas de las ETS al bebé.
Sin embargo, utilizar preservativo en las relaciones sexuales  disminuye radicalmente el riesgo de contagiarse de una ETS. Además de prevenir embarazos no deseados, tanto el preservativo masculino como el femenino reducen hasta prácticamente cero la probabilidad de contagiarse de ETS durante el sexo oral, vaginal o anal.

Si una mujer embarazada padece o cree padecer alguna ETS, puede seguir un tratamiento que reducirá las probabilidades de contagiar la patología al feto durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Algunas ETS pueden prevenirse mediante la vacunación. Es el caso de la hepatitis B, para la que existe una vacunación específica y otra combinada junto a la hepatitis A, y del virus del papiloma humano. Si sufres alguna de las molestias anteriores, consulta con tu médico. Te hará las pruebas necesarias para confirmar o descartar que sufres una ETS y te indicará el tratamiento necesario.

¿Crees que has estado expuesto a una ETS? Acude a tu médico lo antes posible y pide que te haga las pruebas necesarias. Un diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado pueden facilitar la curación o mitigar el impacto de la enfermedad.

Comentarios(0)

Deje un comentario